Sillones baratos

Baratos pero de calidad: los sillones

El mejor asiento de la casa

Cada mañana, mientras afuera todavía no ha amanecido y la oscuridad es la que reina, yo preparo una taza caliente de café, y me acurruco en mi sillón favorito para prepararme mentalmente para el día que está por suceder.

No importa lo que pueda suceder después, mi día comienza siempre bien de esta manera, gracias a mi sillón confortable. Sin duda el mejor asiento que tengo en casa.
¿Falta algo en tu vida? Quizás necesites un sillón para empezar todas las mañanas con buen pie.

El mejor asiento de la casa

Sólo tienes que elegir el que mejor se adapte a ti.

Con el fin de escoger un sillón adecuado a tus necesidades, tienes que saber y tener claro que papel jugará el sillón en el hogar y en tu vida. ¿Donde la vas a situar y cómo las vas a utilizar? Por ejemplo, ¿va a formar parte de la decoración en un salón clásico y formal como mero objeto decorativo, o va a acompañarte en una sala de estar informal para que puedas ver la tele y comer palomitas de maíz en el? Si el sillón sólo va a ser observado y admirado, en su elección debe primar el estilo y su diseño, en cambio, en una estancia familiar para ser usado, lo que necesitas es comodidad y funcionalidad.

La decisión también dependerá de quién le va a usar regularmente. No es lo mismo que lo use un hombre que una mujer o los niños ya que cada modelo de sillones es distinto y se adapta mejor a la complexión de uno u otro. Así que mi consejo es designar a la persona que va a usar el sillón por más tiempo y elegir un modelo que se adapte a ella a la perfección.

Otro factor clave en la selección del sillón es fijarse en su tamaño. Es esencial que el nuevo sillón sea de una tamaño proporcionado a la estancia y en proporción a los demás muebles.

No te conformes con nada menos que una pieza de calidad. Muchos muebles de low cost pueden tener un aspecto bonito y además un precio bajo que encaja perfectamente con tu presupuesto, pero después de usarlo unas cuantas veces, verás como el encanto del principio se desvanecerá rápidamente cuando se deforme y se rompa.

Pero al invertir en una pieza de calidad, tu sillón estará en perfecto estado durante muchos años.
Asegúrate de que la estructura está fabricada con maderas duras secadas al horno y que las articulaciones son de doble clavija, con todos los detalles atornillados y pegados.

Si tienes claro el tipo de sillón que quieres y cuales son sus características, encontrarás el sillón de tus sueños más rápido ¿Qué tipo de cojines quieres? Los cojines del asiento son muy parecidos a los colchones, algunas personas los prefieren firmes y otros los quieren blandos para hundirse en ellos.

¿Qué altura del respaldo prefieres? ¿Lo suficientemente alto para poder descansar la cabeza en el o baja para ver por encima?
¿Qué profundidad y anchura tendrá el asiento? Algunas personas prefieren asientos amplios para meter los pies por los lados.
¿Y la altura de los reposabrazos? Muchos prefieren un sillón tipo inglés con los brazos a la altura ideal para poder leer el periódico cómodamente.

¿Con faldón o las patas visibles? A menos que seas un fan de los faldones, te recomiendo que no lo lleve ya que es una tela que se ensucia muy fácilmente.
No te cortes y prueba el sillón en la tienda de muebles antes de comprarlo, siéntate como lo harías en tu propia casa, pon las piernas sobre los reposabrazos, mételos debajo o acurrúcate en posición siesta. Si estás tan cómodo que no quieres levantarte, es tu sillón.

Luego puedes optar por los clásicos que nunca pasan de moda.
El atemporal sillón Stanton pega en casi cualquier ambiente, funciona igual de bien en un loft en el centro de la ciudad que en una casita en el campo.

El sillón orejero Dautry es atractivo y versátil. Sus dimensiones no son demasiado grandes, no come mucho espacio pero tiene presencia en la sala.

Podemos usar un par de sillones orejeros con una mesa de café rectangular a modo de asientos para los anfitriones, o flanqueando una chimenea en el salón.
Cualquier sitio es bueno para colocar nuestro sillón.